Gebo-Reichstett-delivers-its-500th-Aidlin-cap-feeder_thumbnails10.jpg

500° sistema de alimentación de tapones Aidlin

Gebo Reichstett entrega su 500° sistema de alimentación de cápsulas / tapones Aidlin

En una línea de envasado, la taponadora-llenadora es en muchos casos la máquina crítica. Cualquiera que sea el tipo de tapón –deportivo, de plástico de rosca o cápsula de cerveza–, los sistemas de alimentación Gebo de la gama Aidlin presentan una eficiencia superior al 99,5 % a cadencias baja, media y alta. El mercado es consciente de ello, puesto que la fábrica Gebo Reichstett superó a principios de 2014 el umbral de las 500 máquinas entregadas.

 

Los alimentadores de tapones Aidlin, en el centro del saber hacer histórico de Gebo

 

La gama Aidlin

El primer alimentador de tapones Aidlin nació en 1988 en Sarasota, en Florida. Desde entonces se han sucedido diferentes modelos para constituir una gama completa de sistemas de alimentación. Todos ellos tienen en común un principio de orientación de las cápsulas y tapones por gravedad, o «en cascada».

 

La tecnología «en cascada»

Integrada dentro de una línea de envasado para abastecer a la taponadora, la máquina retiene los tapones almacenados a granel en su tolva a nivel del suelo, los eleva gracias a una cinta provista de codales y los orienta por gravedad. Cualquier tapón mal orientado cae por sí mismo en la tolva, de modo que sólo los tapones correctamente orientados prosiguen su trayecto hacia la taponadora.

 

Una eficiencia superior al 99,5 % 

A cadencias baja, media y alta, el alimentador de tapones Aidlin protege perfectamente el flujo de aprovisionamiento de la taponadora-llenadora para un rendimiento de línea óptimo.

 

La baza de la higiene

El alimentador de tapones Gebo orienta el tapón al exterior de la zona de llenado. No hay riesgo de que ninguna partícula de polvo ni de PET caiga en los productos, lo que constituye una ventaja especialmente decisiva en el caso de líneas de embotellado estériles, de envasados asépticos o incluso en la cerveza con una tecnología de pasteurización instantánea antes del llenado.

 

1.600 alimentadores de tapones Aidlin en el mundo

 

El tapón, un producto innovador

  • Un aligeramiento regular gracias a los progresos de los materiales y de la industrialización.
  • Formas que integran nuevos usos y que se hacen más complejas, como los tapones deportivos por ejemplo.

Una adaptación constante de los alimentadores de tapones Aidlin 

La familia Aidlin ha evolucionado para mantener sus bazas cualesquiera que sean los pliegos de condiciones y las innovaciones en las líneas. Su eficacia permanece inigualada en todos los segmentos: bebidas gaseosas sin alcohol, aguas, zumos de frutas, cerveza, productos para la higiene corporal y detergentes.

 

El avance tecnológico de Gebo 

Gebo fue el primer fabricante de equipos, y el único a día de hoy, en disponer del saber hacer para integrar la tecnología «en cascada» en las líneas de cerveza de alta cadencia con tapón corona.

 

Una producción lo más cerca posible de los mercados

Cada gran mercado (Europa, Norteamérica y Asia) es servido por una planta Gebo dedicada, que adapta las máquinas a las especificidades locales y aminora los costes de transporte. La fabricación de los sistemas de alimentación de cápsulas y tapones Aidlin se reparte a nivel mundial entre Laval (Canadá), Pekín (China) y Reichstett (Francia).

 

La fábrica de Reichstett a la vanguardia

El primer alimentador de tapones producido por la fábrica de Reichstett salió de los talleres en 2001. El aumento de las cadencias de fabricación y el incremento de la competencia se han apoyado en herramientas modernas de gestión de producción, como el Lean Management o la sistematización de los ensayos de recepción en fábrica (Factory Acceptance Test).