SecurFlow-R-meets-the-challenge-of-bottles-lying-down_thumbnails10.jpg

SecurFlow® acepta el reto de las botellas tumbadas

Las botellas PET, cada vez más ligeras y/o curvadas, pierden en estabilidad, y la integración de una forma nueva suele ir acompañada de un incremento del índice de caída en los transportadores no diseñados inicialmente con este tipo de limitaciones

Los incidentes de la máquina causados por botellas tumbadas invisibles en el flujo se multiplican al final de la línea, lo cual afecta a la eficiencia de toda la línea. Para evitar a sus clientes el coste y la inmovilización de una reingeniería completa de los sistemas de transporte, Gebo Cermex propone su tecnología SecurFlow®, diseñada por su unidad de desarrollo robótico. Implantado como Plug and Play en líneas de embotellado PET de alta cadencia ya existentes, SecurFlow® detecta las botellas tumbadas y las evacua fuera del transportador.

Las botellas tumbadas constituyen un desafío importante para las empresas de embotellado

Las botellas PET cambian

La reducción del consumo de materiales responde a exigencias económicas y medioambientales, lo que desemboca en el aligeramiento constante de las botellas PET. Su forma tiende asimismo a evolucionar y a diversificarse, dentro de una lógica de diferenciación y personalización. Más ligeras, más espigadas, con un centro de gravedad por lo general más alto, las nuevas botellas PET se han tornado menos estables. Caen con mayor facilidad durante las fases de transporte entre máquinas, de desviación o de acumulación. Es lo que sucede, por ejemplo, entre la llenadora y la máquina de embalaje exterior (por lo general una encartonadora), ya que los sistemas de manipulación de productos no se diseñaron inicialmente con esas limitaciones.

La subida del índice de caída plantea un problema industrial

La presencia de botellas tumbadas entre la masa en progresión tiene un impacto tanto más severo por cuanto son difíciles de detectar en un transportador a granel o en una mesa de acumulación, que por añadidura es de alta cadencia. Las botellas caídas perturban el funcionamiento de la línea en numerosos puntos críticos específicos de cada configuración, ocasionando en muchos casos una parada de la línea. En particular, si llegan botellas tumbadas a la entrada de la encartonadora, éstas bloquean la alimentación de la máquina.

El establecimiento industrial existente no debe ser un freno para la innovación

Los consumidores reaccionan positivamente a la audacia de los diseñadores y a la introducción de nuevas formas de botellas para destacar las cualidades de su bebida preferida. Gebo Cermex tenía que proponer una respuesta sencilla y eficaz que mantenga la eficiencia de la línea de embotellado, para evitar a sus clientes industriales una reingeniería larga y costosa en cada cambio notable de forma.

SecurFlow®, la solución ideada por la unidad de desarrollo robótico de Gebo Cermex

Una solución Plug and Play

SecurFlow® viene a aportar una solución innovadora al problema de las botellas tumbadas en la línea de embotellado, sin modificar lo que ya existe y para todo tipo de línea existente. El equipo ideado por la unidad de desarrollo robótico de Gebo Cermex consta de un sistema de detección de alto rendimiento, capaz de localizar una botella tumbada en medio del flujo de productos, de un robot de 6 ejes con instrumentos adaptados para evacuar las botellas tumbadas y de una bandeja de eliminación en la que éstas se depositan. Con una patente en proceso de registro, SecurFlow® se implanta sin modificaciones en cualquier tipo de transportador de acumulación.

Las ventajas de SecurFlow®

  • Muy competente gracias a su sistema de detección avanzado, SecurFlow® retira el 99 % de las botellas tumbadas.
  • SecurFlow® es eficaz a alta cadencia, hasta 130.000 botellas/hora.
  • Es independiente de los demás equipos en servicio y se integra en el 90 % de las líneas estándar de embotellado.
  • SecurFlow® es un sistema autónomo, que se instala como Plug & Play sin tener que parar la línea durante un largo periodo
  • Perfilado y compacto, SecurFlow® sólo moviliza un espacio muy reducido en la línea.

El fin de las paradas de las máquinas debido a la presencia de botellas tumbadas

SecurFlow® detecta y retira del transportador las botellas tumbadas, evitando los bloqueos y las interrupciones, en particular cuando entran en los pasillos de alimentación de la encartonadora. La innovación de Gebo Cermex actúa así en la fase crítica del proceso de final de línea, garantizando un flujo de alimentación constante y de alta cadencia del sistema de envasado secundario.

Vincent Piron, Jefe de producto de ingeniería, integración y transporte, hace constar lo siguiente:

« Diseñado para las líneas existentes de embotellado PET, SecurFlow® podrá implantarse con éxito en otros contextos. Por ejemplo, como optimización de líneas nuevas de alta cadencia para alcanzar eficiencias muy elevadas, superiores al 92 %, con botellas de formas complejas. Pensamos que nuestro nuevo equipo, apto para las botellas PET, podría ser una solución con otros envases primarios susceptibles de caer durante su transporte. Los botes de plástico para la higiene del cuerpo o del hogar y las botellas de vidrio forman parte de nuestros trabajos actuales de Investigación y Desarrollo. Contemplamos asimismo la problemática en las etapas previas al llenado, que podrían concernir en particular a los envases de vidrio vacíos: botellas, botes y tarros. El potencial es amplio, y en ese sentido SecurFlow® se impondrá como una solución sencilla y práctica »