MdlC_header.jpg

Gebo Cermex aporta inteligencia y una solución completa

de fin de línea a una planta de Intermarché

Los conocimientos de Gebo Cermex en materia de equipos de fin de línea, paletizado y logística interna se demostraron durante una reconstrucción completa de Moulin de la Chaume (Grupo Intermarché) tras un grave incendio.

 

Una solución de fin de línea completa y totalmente conectada

Tras haber sido devastada por un incendio, la planta de Moulin de la Chaume debía ser reconstruida y reequipada por completo. Satisfechos por el desempeño de Gebo Cermex en otros proyectos del Grupo Intermarché, el proveedor fue seleccionado por su habilidad para suministrar, en un plazo muy restringido, una solución completa de fin de línea, gestionada a través de un sistema de supervisión centralizado conectado a la planificación de recursos de la planta (ERP, por sus siglas en inglés). Esta conexión permitió integrar la gestión de las órdenes de fabricación, además de las funciones de trazabilidad y logística interna.

 

La multifuncionalidad de los vehículos automáticos

Se instalaron cuatro células de paletizado robótico en paralelo, junto a una gama de equipos que ejecutan operaciones adicionales: enfajado, etiquetado, transporte de cajas y transporte de palés. Dos vehículos automáticos guiados por láser (LGV, por sus siglas en inglés) aseguran la gestión eficaz de los palés vacíos y llenos, además del suministro de insumos a las líneas. La solución que se instaló cuenta con una serie de tecnologías y componentes diferentes y está caracterizada por una alta inteligencia operacional y una integración óptima dentro del flujo de la producción, lo que contribuye a la eficiencia de cuatro líneas, además de mejorar la seguridad de los operadores y el seguimiento de los lotes.

 

 

 

 

Puntos principales

  • Cuatro líneas de fabricación que producen un total de más de 17 000 toneladas de mercadería
  • Funcionamiento de las líneas en tres turnos de ocho horas, entre cinco y seis días a la semana
  • Más de treinta tipos diferentes de pan blanco y especial, que se envasa en seis formatos distintos de cajas de cartón
  • Producción de treinta palés por hora en las líneas
  • 3000 puestos en la cámara de refrigeración

 

Todas las operaciones se manejan desde un punto central

Nathalie Rauch reconoce que tomó la decisión correcta: «Lo que nos convenció fue la experiencia global, desde la gestión de las cajas individuales hasta el almacenamiento del palé terminado... no se trataba solo del aspecto del paletizado. Además, esto va acompañado de la inteligencia para hacer que todo funcione». El sistema de supervisión cubre la gestión de las órdenes de fabricación y proporciona una total trazabilidad de los palés y las cajas; asimismo, está totalmente conectado a la ERP del cliente, lo que permite detectar los datos impresos en las etiquetas y enviarlos al sistema de información de productos de Moulin de la Chaume. Todo esto se realiza a partir de una terminal con una sola interfaz; de esta manera, todas las operaciones pueden manejarse desde un punto central. «Con este equipo, entramos de lleno a la producción de la Industria 4.0 y podemos integrarla fácilmente en la gestión de nuestras líneas futuras», continúa Rauch.

 

 

 

Descargue el comunicado de prensa